5 edificios singulares de Madrid

En este artículo me gustaría repasar con vosotros 5 edificios singulares de Madrid y atractivos de la ciudad. La ciudad, como ya sabéis, cuenta con cientos de ellos, pero he querido resaltar los más especiales o distintos al resto.

Instituto de Patrimonio Cultural de España

La sede del actual Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales es obra de los arquitectos arquitectos Fernando Higueras y Antonio Miró y se terminó de construir en en el año 1985. El edificio es una de las obras más llamativas y destacables de la arquitectura contemporánea española. Esta corona cuenta con cuatro plantas que tienen plena visibilidad a la preciosa sierra madrileña. A destacar, su jardín interior y la impresionante luminosidad que accede al hall desde el hueco principal que deja el edificio en su eje central.


Torres Blancas

El edificio Torres Blancas es un edificio de viviendas de lujo y oficinas situado en la confluencia de las calles Corazón de María y Avenida de América. A pesar de su nombre, el edificio se compone de una única torre de color gris y no blanco, ya que está realizado de hormigón armado. La torre de 81 metros de altura se compone de una estructura de cilindros rodeados en todo su perímetro por balcones con celosías realizadas con madera. Las Torres Blancas, diseñadas por Sáenz de Oiza, fueron terminadas en 1968 siendo premio Excelencia Europea en 1974.



Caixa Forum Madrid

Este edificio situado en el Paseo del Prado surge de la remodelación de la antigua Central Eléctrica del Mediodía por los arquitectos suizos Herzog y de Meuron dejando un aspecto claramente embaucador.

El edificio descansa sobre una gran plaza que no deja indiferente a nadie en la que destaca un espectacular jardín vertical de 24 metros de altura obra de Patrick Blanc, donde conviven 15.000 plantas de 250 especies diferentes.



Fundación Giner de los Ríos
El edificio que acoge la Fundación Giner de los Ríos se sitúa en pleno barrio de Chamberí y tiene como misión velar por el patrimonio de la Institución Libre de Enseñanza y proseguir con la tarea educadora iniciada por el maestro Giner de los Ríos.

El conjunto de edificios se integran perfectamente con los jardines que los rodean, realizando una simbiosis especial que armoniza con el resto de edificios del complejo.


Edificio Castelar

El edificio Castelar toma su nombre de la ubicación que ocupa, la Plaza Emilio Castelar, a pocos metros del Paseo de la Castellana. El autor de esta belleza es Rafael de la Hoz y terminó de ser construido en 1983. Uno de los elementos que más destaca es la parte del edificio que está completamente en vuelo, ya que sus 11 plantas acristaladas penden de un bloque de hormigón que no está situado en el centro, como es lo habitual, sino en un lateral.

Esta obra maestra fue un avance tecnológico para su tiempo y, pese a una multitud de avatares pusieron en duda su construcción, finalmente ha llegado hasta nuestros días, siendo uno de los emblemas de la ciudad.

Espero que os haya gustado esta selección personal de los 5 edificios más singulares de Madrid. ¿Echáis en falta alguno? ¿Los habéis visto en persona todos? Como siempre, espero vuestros comentarios.

Deja un comentario