Calle de la Pasa

Hoy nos adentramos en una de esas calles con tanta historia del centro de Madrid, la calle de la pasa. ¿Sabéis cual es el origen de su nombre?

La primera explicación hace referencia a que en el siglo XVIII se repartía a través de una puertecilla, al otro lado del palacio arzobispal, un puñado de pasas a cada persona que se acercaba buscando algo que llevarse a la boca. Esta circunstancia habría dado nombre a esta calle cercana a la plaza de la puerta cerrada.

Otra explicación también extendida, quizá con un origen más popular, toma en consideración el dicho de la época «El que no pasa por la calle de la Pasa no se casa». Este dicho se apoyaría en que en esta situación se encontraba el palacio Arzobispal de Madrid, donde era necesario que todos los madrileños del siglo XVIII acudieran a solicitar matrimonio pasando por al antiguo arco de la calle pasa.

¿Quieres visitarla? Viaja hasta a ella pulsando aquí.

Deja un comentario