Calle Embajadores

La calle de Embajadores nace en la plaza de Cascorro y camina baja por una pequeña pendiente pasando por la glorieta del mismo nombre y terminando en la carretera que une Villaverde con Vallecas. No sólo encontramos el nombre de Embajadores en una calle o glorieta sino que también es un barrio administrativo de la capital. Sin embargo, según parece el origen tiene un punto común, el medieval Campo de los embajadores. ¿Queréis conocer cuál es su historia?

Representación del Portillo de Embajadores en la Maqueta Histórica de Madrid de 1830 realizada por León Gil de PalacioMuseo de Historia de Madrid.

Si viajáramos en el tiempo y nos situáramos en la primera mitad del siglo XV, los terrenos que se terminaron llamando Campo de Embajadores estarían sembrados de diversas casas de campo y pequeñas villas pertenecientes a la alta sociedad del momento. Estas casas o palacetes a las afueras de la ciudad medieval permitían a aquellos señores disfrutar de aquel inigualable entorno natural, tener pequeños cotos de caza, disfrutar de sus recreos o fiestas.

Por aquel entonces, la corte estaba establecida en Madrid y recibía la visita de varios embajadores peninsulares y europeos. A aquella cita de alto nivel se quiso apuntar una epidemia de peste que pilló por sorpresa a los presentes, extendiéndose por la ciudad en pocos días. Los diplomáticos y la Corte allí establecida, intentando evitar el riesgo de contagiarse, decidieron abandonar el cobijo de las murallas de Madrid tan pronto como pudieron. Las casas de campo a las afueras de la población sirvieron de cómodo y seguro alojamiento mientras aquella epidemia se fue controlando. De esta forma, la zona donde estuvieron los embajadores viviendo aquella temporada se fue conociendo como el campo de los embajadores, llegando hasta nuestros días la denominación de este lugar para una calle, glorieta, barrio e incluso, un portón de la verja de Madrid.

Poco a poco aquella villa medieval fue creciendo en extensión y el campo de Embajadores se fue llenando de calles y plazas. La historia del barrio de Embajadores comenzaba su andadura de siglos de historia hasta convertirse hoy en día en uno de los barrios más transitados y multiculturales de la ciudad. Entre las cientos de historias que sus calles pudieran contar tenemos a los cines Pavón, la parroquia de San Millán y San Cayetano, el mercado de San Fernando, la antigua escuela de veterinaria (hoy en día, Instituto Cervantes y Escuela Oficial de Idiomas) o antigua fábrica de tabacos (La Tabacalera) como testigos de cada momento que ha vivido esta calle.

Espero que os haya gustado. ¿Conocéis alguna historia más de esta calle o del barrio? Espero que me la contéis en vuestros comentarios y en redes sociales.

Deja un comentario