Hipódromo del Paseo de la Castellana

Puede parecer sorprendente pero la imagen de las instalaciones deportivas que podéis apreciar en esta instantánea pertenecen al Hipódromo de Madrid, situado en el Paseo de la Castellana desde el año 1878 hasta el 1933. Estas instalaciones se construyeron con la idea de establecer una sede fija para las carreras de caballos que tanto gustaban a la alta burguesía y aristocracia de la época. Además, se aprovecharon para realizar espectáculos aéreos y algún que otro partido de fútbol por sus grandes dimensiones.

Imagen de la aristocracia y burguesía madrileña en el hipódromo alrededor del año 1900

El Hipódromo del Paseo de la Castellana se proyectó a las afueras de Madrid, sin embargo, con el desarrollo urbanístico de la Castellana norte, pronto estas manzanas quedaron absorbidas por el crecimiento de la ciudad. Este fue uno de los motivos principales que dio pie a la demolición de este espacio, dando lugar al solar que acogería más adelante los edificios de Nuevos Ministerios.

En la imagen se muestra el público asistente a una de estas carreras de caballos que se tanto gustaban a la aristocracia y burguesía de la época. Estos eventos servían para hacer relaciones, presumir de riqueza y saber estar. El hipódromo fue inaugurado coincidiendo con la celebración de los esponsales de Alfonso XII y María de las Mercedes de Orleans. El espacio se encontraba abarrotado para no perderse semejante evento.

Esta zona tuvo un cambio radical durante el siglo XX. Aquel paraje yermo se fue convirtiendo poco a poco en edificios de piedra y ladrillo que daban oxigeno al masificado centro de la ciudad. Visualizando alguna fotografía de la época de la Plaza Castilla o de la zona de Colón se puede ver claramente como lo que en un principio era el extrarradio de la ciudad se transformó en parte de la ciudad.

Deja un comentario