La Aduana Vieja, origen del nombre de la calle de la bolsa

Buceando en el grandísimo álbum de fotos antiguas que es internet ha llegado a mi esta preciosa imagen del edificio de la Aduana Vieja, tristemente desaparecido. Esta institución se encontraba en la actual calle de la bolsa y, cómo podéis intuir, es la culpable del origen del nombre. ¿Queréis que indaguemos un poco más sobre su historia?

La calle de la bolsa parte de la actual plaza de Jacinto Benavente y desemboca de forma tímida en la plaza de la Cruz, donde se encontraba la antigua cárcel de la Corte. Es una calle irregular que recibe la visita de muchos transeúntes que a diario pasean por sus adoquines sin percatarse de las historias que guarda esta vía. Parte del recorrido de esta calle del centro de la ciudad, ya aparece en el plano de Teixeira con el nombre de Plazuela de la Leña. Según cuentan, recibía este nombre por un hecho que ocurrió en las Guerras de las Comunidades. En aquel punto, la ciudad de Madrid se levantó contra el poder imperial de Carlos V por lo que las calles de la villa fueron motivo de los enfrentamientos entre ambos bandos. En esta calle se levantaron varias barricadas de madera para dificultar el avance de las tropas imperiales. El hecho marcó a los madrileños de la época, dejando en su recuerdo la imagen de las maderas y montones de leña en el recorrido de esta calle, conociéndose desde entonces con este nombre hasta que cambió al actual.

Plazuela de la leña, predecesora de la calle de la Bolsa en el plano de Teixeira 1656

La fotografía está tomada desde la plaza de Jacinto Benavente en dirección a la propia calle. Si nos fijamos en la imagen, podemos ver en la parte izquierda de la misma el edificio que acoge en la actualidad el Registro Civil Central y, al comienzo de la calle, haciendo casi esquina, nuestro protagonista de hoy, el edificio de la Aduana Vieja. A la derecha, se puede ver el edificio que estaría antes que el emblemático Centro Gallego que preside la actual plaza de Jacinto Benavente. Este elegante edificio se encontraría entre las actuales calle de la Paz y de Carretas.

Edificio de la Aduana Vieja

La primera bolsa de comercio se instaló en el vecino convento de San Felipe el Real, en la puerta del Sol, gracias al empeño de José Bonaparte por modernizar la economía nacional durante su breve reinado. Años más tarde, con el regreso de Fernando VII a la ciudad, se traslada la sede a la plazuela del Ángel y, décadas después se vuelve a mudar al señorial edificio que estamos viendo en la imagen. Finalmente, a finales del siglo XIX se traslada a la sede de la plaza de la Lealtad, donde se encuentra actualmente.

Espero que os haya gustado esta curiosa historia sobre la Aduana Vieja y como, por avatares de la vida, fue el origen del nombre de la calle de la bolsa. ¡Buen día!

Deja un comentario