La laguna de la Plaza Mayor

La Plaza Mayor, luce majestuosa y epicentro de la vida madrileña durante tantos años. Siempre espectadora de lujo de tantos hechos importantes acaecidos en la Villa no siempre tuvo el aspecto que todos hemos conocido. ¿Queréis descubrir la laguna de la Plaza Mayor?

Laguna plaza mayor
Paraje anterior a la Plaza Mayor

Retrocediendo hasta el siglo XII en este paraje natural, en aquel momento extramuros de la ciudad y cercano a una de las salidas principales de la muralla, se encontraba una pequeña laguna o muladar que se había ido creando debido a los residuos que la ciudad iba generando y depositando en él. Estos se habrían ido acumulando formando balsas de agua en este lugar. En muchos textos esta zona se nombra como laguna de Luján por ser los terrenos propiedad de esta familia poderosa de la época.

Su situación a pocos metros de la puerta de Guadalajara, que se situaría en la actual calle Mayor, fue propicia para que los barrios humildes de extramuros fueran creciendo. Las casas y tiendas se fueron acumulando desordenamente alrededor de ella y la zona poco a poco fue cobrando cada vez más vida. El paso de los años y la población de esta zona, hizo que esta laguna se terminara secando, dejando su lugar a la antigua plaza del Arrabal, germen de la actual plaza Mayor.

Con la expansión de la ciudad hacia el este, el epicentro fue variando y la plaza comenzó a ganar protagonismo. Las diversas reformas en el siglo XVII corrigieron su aspecto irregular y abierto hasta convertirlo al que podemos disfrutar en la actualidad. Comentan las crónicas de la época, que la altura de los edificios en aquel momento se podían apreciar desde las afueras de la ciudad.

El primer hecho que se celebró sobre los adoquines de la nueva plaza fue la beatificación de San Isidro, situación que se celebró por todo lo alto.

¿Quieres visitarla? Pulsa aquí.

Deja un comentario