Los Campos Elíseos de Madrid

Situación de los Campos Elíseos De Madrid

Los Campos Elíseos de Madrid fueron sin duda el primero gran parque de atracciones que se construyó en la ciudad. La historia comienza a mediados del siglo XIX cuando se comienza a pensar en desarrollar un lugar dedicado al recreo de los madrileños con más posibilidades del momento. Una de esas ideas de la época que intentaba crear ciudades abiertas e ilustradas, como ya habían sido desarrolladas en Barcelona o París.

La ambiciosa idea partió del empresario catalán José Casadesús en connivencia con el Ayuntamiento de Madrid. El proyecto tenía por objeto crear un sitio donde la alta sociedad de la época tuviera un espacio de recreo a las afueras de la ciudad. Los terrenos que acogerían este complejo se situarían finalmente a la orilla de la carretera de Aragón, entre las actuales calles de Alcalá, Goya, Velázquez y Castelló. En la imagen se puede localizar en un plano del Madrid de la época.

Ría que atravesaba los Campos Elíseos en 1864. Foto Alfonso Begué

Este espacio de recreo llegó a contar con varias atracciones entre las que se encontraban una pequeña plaza de toros, un salón de conciertos y bailes, una montaña rusa e incluso una pequeña ría navegable que atravesaba el lugar.

Los espectáculos de animales y acróbatas, las representaciones teatrales, los conciertos o los paseos por sus bellos jardines hicieron las delicias de la alta sociedad de la época siendo retratados por los literatos costumbristas que escribieron en aquel momento.

Los Campos Elíseos tuvieron una vida efímera por varios motivos. En primer lugar, a pocos años de su inauguración, se abrió a todos los madrileños los Jardines de El Buen Retiro localizados a pocos metro. Hasta esta fecha, solo la realeza tenía el derecho de pasear y disfrutar de ellos. En segundo lugar, este proyecto nació con fecha de caducidad ya que en estos terrenos se construirán el actual barrio de Salamanca.

Esta es la fugaz pero apasionante historia del primer gran parque de atracciones de Madrid, antecesor de otros que vendrían a continuación. Los Campos Elíseos sirvieron para abrir mentes, explorar nuevas ideas y crear nuevas formas de divertir a los madrileños del siglo XIX. A estos, tomaron el relevo los Jardines de El Buen Retiro, a pocos metros de allí, siendo los protagonistas de los paseos, risas y sorpresas de los años venideros.

Deja un comentario