Nacimiento y origen del barrio de Chamberí

Chamberí es uno de los barrios más castizos y populares de la ciudad pero su aspecto actual lleno de gentes y coches nada tiene que parecerse a lo que fue en su origen. ¿Queréis conocer cómo fue el nacimiento y origen del barrio de Chamberí?

En otros tiempos, los terrenos por los que hoy pasean los chisperos estaban ocupados por espesos bosques y abundante fauna que pertenecían por aquel entonces al pueblo de Fuencarral. Estos magníficos atractivos y su cercanía con la villa de Madrid, hizo que pronto llamara la atención de los miembros de la Corte y la nobleza local, que comenzaron a usar la zona para su recreo personal, entre los cuales estarían las famosas cacerías que tanto practicaban.

María Luisa Gabriela de Saboya, por Miguel Jacinto Meléndez. Ca. 1712. (Museo CerralboMadrid).

El origen del nombre del barrio suscita varias teorías distintas pero en todas ellas existe el punto común, la palabra Chamberí tiene un origen claro en la lengua francesa. La primera de ellas, quizá la más popular, otorga al nombre del barrio un origen castrense, como ocurre con el barrio de Tetuán, aunque unos años antes. Según esta teoría, durante la ocupación francesa, el regimiento napoleónico de Chambéry decidió asentarse en esta zona, instalando un cuartel. Sin embargo existe un plano de Madrid trazado por Nicolas Chalmandrier que, cuarenta años antes de la ocupación francesa, localiza sobre este punto el nombre de Chamberí, por lo que este callejero tira por tierra esta teoría. ¿Entonces cual es el origen? Parece que todo se remonta unos siglos antes. La mujer de Felipe V, María Luisa Gabriela de Saboya llega a España acompañando al monarca desde Francia en su recién estrenado trono. La reina se instala en la Villa y pasea por sus alrededores y, al ver este paraje llenos de arboles y huertos, se enamora de él. El paisaje que ve, le hace recordar los momentos pasados en su infancia en Chambéry, perteneciente al ducado de Saboya, donde ella nació. Esta conexión sentimental de la reina, hizo que estos terrenos se hicieran llamar como su ciudad natal.

Durante el siglo XIX aquellas tierras tan pobladas de árboles y huertas comienzan a desaparecer, cambiando el color verde por el gris de las fábricas. Los terrenos acogieron parte de la industria madrileña en distintos sectores como yesos, textiles, química o funciones. He aquí el origen del apodo de chisperos para todos los residentes de este barrio. A principios del siglo XX la imagen del barrio vuelve a cambiar. La ciudad crece y las industrias se van trasladando a otras partes más a las afueras de la ciudad. En el lugar que antes hubo fábricas, ahora se comienza a urbanizar y el barrio va tomando el color de las viviendas que hoy podemos apreciar. No solo fábricas desaparecieron, sino que hubo que trasladar los cementerios de San Martín y San Andrés, emplazados en los barrios actuales de Vallehermoso, Arapiles y Gaztambide, para poder ensanchar la ciudad por el norte.

En el inicio del siglo, el metro de Madrid comienza su construcción y en el primer trazado realiza la construcción de la parada de Chamberí. Esta estación que vio los primeros viajes en el suburbano, hoy en día permanece cerrada al tráfico de vagones pero es visitable a toda persona que quiera ver cómo eran las estaciones de metro en aquel momento. Si queréis más información, dejo el enlace del Museo de la estación de Chamberí.

Espero que os haya gustado la historia del nacimiento y origen del barrio de Chamberí. Si queréis leer más, os dejo algunos libros.

¿Os ha gustado la historia?

Deja un comentario