El Pasadizo del Panecillo

El Pasadizo del Panecillo es un pequeño rinconcito situado en el casco histórico de Madrid que pasa a menudo desapercibido del caminar de las personas que dejan caer sus pasos por la zona. Me gustaría contaros en estas líneas la curiosa historia que da origen a su nombre, ¿Queréis conocerla?

Imagen del pasadizo del panecillo
Imagen del pasadizo del panecillo. Extraída de Google Maps

Corría el siglo XVIII y el cardenal-infante y arzobispo de Toledo, Luis de Borbón y Farnesio comenzó a hacer repartos de mendrugos de pan para saciar el hambre de los ciudadanos de la ciudad que más carestía pasaban.

Este personaje pensó que la mejor forma de realizar el reparto sería entregar los pedazos de pan a los mendigos que se acercarán a través de una de las ventanas del palacio adyacente con la condición de que antes de la entrega del codiciado alimento, hubieran escuchado anteriormente misa en la iglesia contigua.

Esta práctica comenzó a hacerse popular entre los que menos tenían y pronto este lugar empezó cada vez a atraer a más personas. La fama del lugar hizo que se fuera conociendo como El Pasadizo del Panecillo entre las personas que más lo frecuentaban y los vecinos del barrio. El hambre, la desesperación de estas gentes y, en algunos casos, la picaresca hizo que se generaran discusiones y peleas continuas por lo que estos escándalos hicieron que este reparto dejara de realizarse. Lo mismo sucedió con el reparto de comida de la calle de la pasa, cercana a la misma.

Con el paso del tiempo este rincón tranquilo comenzó a ser resguardo y refugio de las personas que menos tenían y que veían en él un lugar donde guarecerse. Las autoridades decidieron entonces evitar que este lugar sirviera de zona de descanso para las personas sin hogar. Con intención de evitarlo, se colocaron verjas a uno y otro lado del pasadizo, situación que se puede observar en la actualidad.

Si queréis viajar en el tiempo, aquí tenéis la calle.

Deja un comentario