Puerta del Carmen

A lo largo de su historia la ciudad de Madrid ha contado con múltiples puertas que daban acceso a la ciudad intramuros, por ejemplo, la Puerta de la Vega. Estos puntos de acceso en la muralla tenían un carácter militar al principio, sin embargo, con el paso de los siglos tuvieron un objetivo más fiscal y de control de acceso a la población. En este artículo hablaremos de la Puerta del Carmen que, pese a estar en la ciudad de Madrid, nunca formó parte de sus accesos. ¿Queréis descubrir este misterio?

Puerta del Carmen en Zaragoza.
Recuperada de https://www.zaragozago.com/monumentos-zaragoza/puerta-carmen

La Puerta del Carmen era uno de los accesos con los que contaba la muralla de la ciudad de Zaragoza en el siglo XIX. Esta puerta fue testigo de la cruenta defensa que los zaragozanos realizaron de la ciudad en la Guerra de la Independencia contra el invasor francés. Este acceso sufrió innumerables daños por el impacto de proyectiles y bombas durante este episodio. Estos duros momentos vividos en los distintos sitios de Zaragoza convirtieron en símbolo de la ciudad a la puerta por ser uno de los puntos de mayor resistencia al invasor. Estos heroicos episodios se repartieron por toda la geografía española, como por ejemplo el Manuela Malasaña en Madrid, consiguiendo años después que las tropas napoleónicas abandonaran finalmente el reino.

Hoy en día el monumento original se conserva en una de las glorietas de la ciudad aragonesa. Sin embargo, la ciudad de Madrid alberga un réplica casi exacta en la Casa de Campo desde mediados del siglo XX. Esta replica se construyó en la Casa de Campo como parte del pabellón que representaba a la región de Aragón durante la Feria Internacional del Campo en el año 1956. Esta feria, creada unos años antes, tenía como objetivo dar a conocer y promocionar España al resto del mundo por lo que, además de estar representada Aragón, otras regiones también contaron con sus pabellones y edificaciones representativos. A día de hoy, muchos de estas construcciones han sido reconvertidas o desmontadas con el paso de los años. A pesar de ello, la Puerta del Carmen, como ya hiciera durante la Guerra de la Independencia, ha sido uno de los que ha resistido hasta nuestros días y podemos contemplarla dentro del recinto ferial de la Casa de Campo, rodeada de varios restaurantes que en su origen formaron parte de los distintos pabellones regionales de aquella extinguida Feria Internacional del Campo.

¿Os ha gustado esta anécdota? Como siempre, espero vuestros comentarios y que me ayudéis a compartir este artículo a través de las redes sociales.

Deja un comentario