Torre de los huesos

A finales del siglo pasado, el Ayuntamiento comenzó a realizar las obras para la realización de un aparcamiento subterráneo bajo la plaza de Oriente. En el marco de estos trabajos se descubrieron, entre otros, unos restos de piedra de lo que parecía una construcción de la época musulmana de la ciudad. Muchos autores cuentan que estaríamos ante la conocida como Torre de los Huesos. ¿Os gustaría conocer su historia?

Estructura interior y
funcionamiento de una atalaya medieval extraída del cuadernillo de arqueología del Madrid medieval

La fundación inicial de Mayrit tuvo un carácter puramente militar. Era un lugar ideal para vigilar y controlar el paso de los cristianos por la sierra y, de esta forma estar preparados para posibles ataques a las poblaciones cercanas. Además, su situación permitía a las tropas musulmanas guarnecerse y avituallarse en la población antes de lanzar las razias contra los territorios cristianos del norte. Y, por último, quizá una de las razones más desconocidas, aunque no por ello menos importante, era que Mayrit permitía al poder cordobés, controlar los movimientos rebeldes de la ciudad vecina de Toledo. Por tanto, no solo era un paraje con unas condiciones muy buenas para el desarrollo de la vida, sino que era un lugar estratégico y una posición ideal para asentarse.

La torre de los huesos era un elemento más del sistema defensivo con el que contaba el primitivo Mayrit. Su localización fuera de la muralla, permitía la vigilancia del barranco que por aquel entonces formaba el arroyo del arenal. Este riachuelo transcurría desde los terrenos de la actual Puerta del Sol, recorría la calle arenal hasta encontrarse con el arroyo de Leganitos, en los alrededores de la plaza de España para bajar por la cuesta de San Vicente desembocando en el río Manzanares. En la imagen se puede ver la muralla musulmana en color gris.

En el siglo XI, tras la conquista cristiana, la muralla fue ampliada para incorporar algunos de los arrabales que se habían ido conformando extramuros de Mayrit. Esta fortificación se unió al lienzo como torre de albarrana y completar de esta forma la defensa de esta zona de la almudayna, sirviendo como refuerzo de la recientemente creada Puerta de Valnadú, que se encontraría en esta  zona.  En la imagen se puede ver la muralla cristiana punteada en color negro.

Plano de situación de la torre de los Huesos y la puerta de Valnadú en la muralla cristiana extraída del blog de Paloma Torrijos

La torre toma el nombre de un cementerio musulmán que se encontraría en la zona. Al contrario de la tradición cristiana, que enterraba sus muertos en las iglesias y alrededores de estas, los musulmanes solían hacerlo a las afueras de la ciudades. Otro de los cementerios creado por los musulmanes algunos años más tarde, se localizaría en lo que hoy conocemos como mercado de la Cebada,  cercano a la puerta de Moros, que cuidaría de las almas de la población musulmana que vivía principalmente en el cercano barrio de la  morería.

Los restos de la base de la torre de los huesos podéis encontrarlos en el parking bajo la plaza de oriente, cerca del Teatro Real de la capital. Esta construcción fue elaborada en sílex y piedra caliza con sillares y mide alrededor de 3,65 metros por 3,40 metros. Seguro que habéis pasado mil veces cerca de ella y no sabíais de su existencia. ¿Os animáis a conocer uno de los restos más antiguos de la ciudad? ¿Os habéis quedado con ganas de más? Pues cerca de esta torre, os invito a conocer otros de los restos más desconocidos y antiguos de la ciudad, su fragmento de muralla árabe.

¡Buen día!

Deja un comentario