Un castillo medieval en Madrid

En el día de hoy me gustaría hablaros de uno de los edificios más singulares de la ciudad de Madrid. Quizá, pese a que suene sorprendente, es un gran desconocido para los madrileños en general pero forma parte de la historia de la Villa y sus alrededores. En este artículo vamos a hablar del castillo medieval de la Alameda.

Recreación de cómo debió ser este palacio renacentista según la Escuela Técnica de Arquitectura de Madrid

A medio camino entre el centro de Madrid y el valle del Jarama se emplaza este maravilloso castillo señorial levantado en el siglo XV entre las aldeas medievales de la Alameda y Barajas, dentro del alfoz de la Villa. La estratégica situación donde se emplaza está fortificación ha sido elegida desde hace miles por los diferentes pueblos que han pasado por la península ibérica para ser habitada. Los últimos yacimientos arqueológicos han confirmado restos de asentamientos en esta zona con cierta continuidad desde la Edad de Bronce. A día de hoy, podemos llegar a ver los restos de un poblado prehistórico que ya contaba con un foso que protegía a los habitantes del mismo de los posibles ataques externos.

Los restos del castillo que han llegado hasta nuestros días pertenecen a una actualización realizada en el siglo XVI que transformaron la fortaleza medieval en una renacentista con los diversos avances tecnológicos y comodidades de estos años.

En la actualidad podemos disfrutar de un castillo palacio renacentista actualizado en el siglo XVI. En siglos sucesivos esta zona comienza a convertirse en una zona de veraneo y recreo para la alta aristocracia. La nobleza y la emergente burguesía van levantando pequeñas villas y palacios en los alrededores. Un claro ejemplo de esto es el palacete construido por los Duques de Osuna con su conocido jardín de El Capricho que dará posteriormente nombre a esta zona de Madrid, Alameda de Osuna.

Vista aérea de los restos del castilla de la Alameda

El castillo de la Alameda vuelve a recuperar su carácter militar cientos de años más tarde, ya cuando parecía que había olvidado para lo que un día se levantó. Durante la Guerra Civil, la zona queda enclavada en la retaguardia del frente del Jarama. Es en este momento, cuando el bando republicano decide localizar en esta zona varias instalaciones que pudieran dar cobertura al frente próximo. Por un lado, comienza a utilizar el castillo como fortín. Por otro, construye bajo el actual parque de El Capricho un gran bunker que albergaría las instalaciones del mando militar de operaciones. Este bunker es hoy visitable a través de las visitas que el Ayuntamiento suele sacar regularmente a través de su web Pasea Madrid. Huella de este recuerdo, que no debería haber pasado nunca, son los nidos de ametralladoras que se pueden ver en esta loma y que defendían las instalaciones militares aquí instaladas durante estos años.

Si os apetece disfrutar de un plan diferente, os aconsejo que visitéis este pequeño museo al aire libre con paneles explicativos de los diferentes yacimientos mientras que paseáis por esta coqueta zona verde que quedó enclavada dentro de este tranquilo barrio. En vuestro paseo, como he contado, so solo podréis disfrutar de este singular castillo medieval sino de los vestigios de las diferentes épocas en los que la vida se ha desarrollado en esta zona ¡Qué no son pocas!  Para llegar hasta él, podéis acercaros en metro hasta la parada de Alameda de Osuna.

Si no podéis ir a visitarlo, os dejo el siguiente video para que veáis como es y disfrutéis de este pequeño rincón verde y con tanta historia de la ciudad.

¡Espero que os guste! Como siempre, espero vuestros comentarios. ¡Buen día!

3 comentarios en «Un castillo medieval en Madrid»

  • el 7 de noviembre de 2021 a las 21:31
    Enlace permanente

    Estupendo articulo.
    Yo estudié muy cerca y llegue a conocerlo cuando estaba prácticamente abandonado.
    Precisamente, a escasos metros del castillo se encuentra un fortín (también rehabilitado) que tras la guerra civil fue utilizado como vivienda.
    Al otro lado de la N-II en la avenida séptima, junto al colegio Ciudad Pegaso, se encuentra el fortín de San Blas que junto al de la Alameda de Osuna controlaban el acceso por la carretera de Barcelona.

    Respuesta
  • el 7 de noviembre de 2021 a las 22:13
    Enlace permanente

    Pues nacido en Madrid, más de treinta años viviendo allí y la primera vez que se de él. Es una pena cuantas cosas tan cercanas nos perdemos.
    Muchas gracias por traerlo aquí y compartirlo.

    Respuesta

Deja un comentario